BRILLANTE CAMPAÑA DE UN CAMPEÓN DE LIGA MORAL.
 
Éste fue uno de los titulares de El Correo de Andalucía del 24 de abril de 1.951, tras una última jornada de Liga en la que Sevilla y Atlético de Madrid se jugaban el título de Liga, al Sevilla sólo le valía la victoria para ser campeón. 22 de Abril,  Feria de Abril, Domingo de farolillos. Empieza el Sevilla en tromba y logra adelantarse con un gol de Domenech, antes del descanso el mítico Ben Barek logra el empate para los colchoneros. Tras la reanudación, en el minuto 8, centra Ayala desde la línea de fondo para que remate Araujo, a placer, consiguiendo el segundo para el Sevilla. El árbitro Anzón da validez al tanto, pero ante las protestas de los atléticos decide consultar al linier y lo anula.
 
El árbitro Ramón Azón y su juez de línea, Lucas Saz, privaron al Sevilla del título de Liga en la 50-51. Anularon un gol decisivo y dieron el título al Atlético.
 
 
Titulares de la prensa sevillana: «El Atlético de Madrid campeón…gracias a un juez de línea», «el Atlético de Madrid se llevó injustamente el título», «el Sevilla no es Campeón por la decisión de un liniers, aparte del gol anulado injustamente el aquipo mereció la victoria por su entusiasmo y codicia todo el encuentro», » la indicación de un jugador rojiblanco a un <<linier>> hizo que Azón anulara un decisivo e indiscutible gol sevillano».
 
Recojemos del Diario Marca testimonios años después de Juan Arza y  Marcelo Campanal.
Arza: Para nosotros está muy claro, el Sevilla fue el que ganó el partido y se nos quitó la Liga. El linier no levantó el banderín cuando centró Ayala, la levantó después de hablar con Múgica, el jugador del Atlético.
Campanal: Moralmente somos los campeones, el primer convencido de la justa victoria del Sevilla es el propio Azón.
 
Fuera de Sevilla los titulares de la prensa eran distintos, no se hacía referencia al gol anulado, el Mundo Deportivo: «Atlético de Madrid, campeón. Sin necesidad de «gol average», mediante brillante empate en Sevilla, otra vez campeón, nadie puede regatearle méritos ni poner en tela de juicio su condición campeonil…». Por su parte ABC de Madrid tampoco hacía referencia en su crónica del gol anulado: » El Atlético de Madrid, que empató a un tanto con el Sevilla, se clasificó Campeón de España. El desaparecido Diario Ya, entonces uno de los más vendidos de Madrid, tituló en su portada deportiva que al Sevilla «le había podido el calor y la calidad del Atlético». Diario Imperio: «Como esperábamos el Atlético de Madrid conquistó el título al empatar en Nervión.»
 
El Sevilla días después eleva un escrito a la Federación Nacional Española de Fútbol, en el escrito calificaba la actuación del Señor Azón, » calificamos la actuación del Señor Azón en el orden técnico de pésima, y queremos aclarar, pues ello es lo más lamentable y significativo, que el referido colegiado demostró competencia, porque el arbitraje fue técnicamente bueno a lo largo del partido, excepto en una jugada, en una sola jugada, en dónde con clara infracción de las reglas del juego se invirtió totalmente el resultado técnico del mismo, y por lo tanto, no puede darse peor arbitraje que aquel que en un solo fallo transforma el resultado, convirtiendo una vitoria en empate».
 
Además del escrito a la Federación el Sevilla manda una carta al colegiado:
«Todos los espectadores vieron, incluso las altas autoridades federativas presentes, que la jugada del segundo gol se desarrolló con normalidad o al menos sin que se señalara por el juez de línea ninguna infracción ni por usted se cortara el juego, e incluso una vez marcado el tanto por Araujo usted lo señaló y concedió, ordenando el correspondiente saque de centro, sin protesta ni reclamación siquiera de los jugadores del Atlético. Fue después de terminar la jugada cuando su compañero señor Saz Olmedo estimulado por un jugador de aquel bando, se acercó tan celosa como tardíamente a decirle a usted que antes de ser tirado el balón por Ayala sobre puerta había salido de banda…el señor Saz Olmedo infringe la regla 6, excediéndose en su misión, que no es otra que la de indicar, usando la bandera y en el mismo momento de observarlo…, Tal evidente infracción de las reglas por su parte nos ha producido el perjuicio deportivo y moral más grave de cuantos pudo sufrir este club en sus cuarenta y seis años de vida.
 
 
Cabe destacar de la temporada 50-51 (llamada en la prensa Trofeo Martini&Rossi) la posición del R. Madrid, novena, y el ascenso del Atlético de Tetuán a primera división. El goleador de la temporada fue Zarra con 38 goles, Araujo anotó 18 quedando 5º clasificado en la tabla de anotadores.
 
 
En nuestra ciudad acababa de terminar la semana de Feria, el lunes siguiente había sido también de Feria, » ¡se terminó la Feria!, por concesión municipal especial ayer lunes se consideró también día de feria. Fué como correspondencia a las ilustres personalidades que nos han visitado y a la gran afluencia de público, que han dado a esta Feria de Abril un realce y una animación sin precedentes».