No podíamos olvidarnos de la fecha del 31 de marzo de 1.946: el Sevilla C.F. se proclamó Campeón de Liga, y por eso hemos querido recoger algunas crónicas de aquel legendario partido y recordar como era la Sevilla de entonces.

Precisamente un día antes del gran partido, el catedrátido de Lengua y Literatura Española de la Universidad hispalense Luis Morales Oliver recitaba el pregón de la Semana Santa en un acto en el que la Banda Municipal que dirigía el maestro Braña  estrenaba dos marchas «lentas», una dedicada a la Virgen de la Angustia de los Estudiantes y otra a la Virgen de la Palma de la Cofradía de San Antonio de Padua, como recogió la crónica de El Correo de Andalucía. Y también el día 30 de marzo de 1.946, el Consejo de Ministros aprobaba «un crédito extraordinario de un millón ciento sesenta y un mil pesetas para terminar la reconstrucción de la Plaza de España de Sevilla».

En cuanto al histórico partido, de esta forma recogía el diario La Vanguardia Española, del 2 de abril de 1.946 el gol de Araujo, sufuciente para que el Sevilla C.F. se proclamara Campeón de Liga, en el campo de Las Corts. Barcelona 1 – 1 Sevilla.

«Pocos minutos después, y van siete desde que comenzó el partido, un despeje de la defensa visitante lo recoge López, que corre la línea y centra sobre puerta. Araujo salta por el balón, pero Calo, situado junto a él, en vez de hacer lo propio para estorbarle cuando menos, incomprensiblemente se encoge, como temeroso, y Araujo remata de cabeza, bombeado, al ángulo izquierdo de Velasco. Este parece atento a la jugada, pero no se mueve, esperando a ver en qué queda, y cuando se lanza a detener el balón es ya tarde. (O — 1,)»

Curiosidades que aparecían en el artículo de La Vanguardia Española:

«Expectación máxima y preliminares: batió este encuentro entre el Sevilla y el Barcelona una plusmarca por lo que respecta a expectación previa, ya que el partido en cuestión había despertado en nuestra cuidad un más que excesivo interés entre los aficionados que colmaron el campo de Las Corts hasta el punto que media hora antes del comienzo estaban ya todos los aficionados en su sitio…»

«El palco presidencial lo ocuparon las siguientes personalidades: Capitán General de la IV Región, General Don José Solchaga; Don Bartolomé, Gobernador Civil de la provincia; los presidentes de las Federaciones Catalana y Sur. Don Agustín Pujol y señor Calderón, Don Javier de Mendoza, de la Federación Nacional, y el seleccionados nacional Casas Pasarín. También se hallaban aquí los presidentes de los dos clubs contendientes». 

«El buen público de Las Corts, espectadores, socios, abonados, etc, esperaba y anhelaba algo más que este empatea uno. Después de siete meses de Liga, defendiendo su equipo un bien ganado título, no merecía el buen público barcelonés, en gracia a su deportividad,  perderlo en Las Corts, precisamente en Las Corts…»

El diario ABC en su edición de Andalucía, de la misma fecha, 2 de abril, abría su sección Los Deportes de la siguiente forma:

«En el campo barcelones de Las Corts, frente a un potente equipo de rancia solera arropado por el cálido aliento de una multitud enfebrecida, once muchachos decididos, sin más cobertura que el escudo de la ciudad, han sabido conquistar para Sevilla el título de Campeones de Liga, máximo galardón deportivo nacional, reservados tan sólo a escasos elegidos del destino».

Repasando El Correo de Andalucía del martes siguiente al logro del campeonato, nos encontramos con 7 páginas especiales dedicadas al Sevilla C.F. Abre con titular en rojo «Sevilla, Campeón», con un dibujo espectacular de ‘Boni’ y fotos de los jugadores de la plantilla, también en rojo, la segunda página la dedica a la llegada del equipo a Sevilla y las múltiples felicitaciones recibidas: «El equipo llegará el miércoles, se le prepara un apoteósico recibimiento, llegarán entre siete y media y ocho de la tarde. Vendrán hasta Córdoba en el tren correo, y después de almorzar en dicha capital reanudarán el viaje hacia Sevilla en autobús. Harán su entrada por la carretera de Alcalá de Guadaira, dirigiéndose a la Puerta de Jerez, en donde abandonaran los autobuses subiendo a coches enjaezados…»

El alcalde de nuestra ciudad, excelentísimo señor Duque de Alcalá de la Gazules ha enviado al Marqués de Contadero, presidente del Sevilla C.F., el siguiente expresivo telegrama: nombre de la ciudad envío cordial felicitación, que ruego haga extensiva entrenador y jugadores que con sus esfuerzos consiguieron máximo galardón para Sevilla. Rafael Medina, Alcalde»

 

Detalles de anuncios publicados en El Mundo Deportivo el día después de la consecución del Título de Liga. La ilustración corresponde a un anuncio de Cinzano: «Club de Futbol Sevilla, Torre del Oro, Y como ya es campeón, ¡CINZANO tomo!, ¡Olé el Barcelona, y los sevillanos, Que brindan sus copas, con <Vermú>> CINZANO.

Para terminar, no podemos dejar de mencionar cuales fueron «los héroes de tal hazaña», la plantilla de esa temporada dirigida por Ramón Encinas fue la formada por: Busto y Paquillo como porteros. Joaquín, Berridi, Lucas, Bonache, Villalonga y Antúnez como defensas, Herrera, Alconero, Iturbe, Ovidio, Mateo, Eguiluz, Félix, y Clemente como medios y Acedo, Araujo, Arza, Belmonte, Campanal I, Campos, López y Guillamón como delanteros.