SEVILLISTAS DESDE 1914

A raíz del artículo recogido en la “página sfc1890.com” sobre la cantera de 1914 del Sevilla F.C., de la que formó parte mi abuelo, Manuel López Mallén, “Mallén”, portero del equipo infantil de ese año,  se me ha invitado para que hiciera una breve semblanza del mismo.

Lo que sé de la relación de mi abuelo con el Sevilla es por lo que me hablaba de él mi padre, así que prefiero no entrar en datos concretos sobre su  trayectoria deportiva en el Club porque correría el riesgo de  equivocarme. Mallén además de formar parte de ese equipo de infantiles, llegó a jugar varios partidos con el primer equipo, y el diario ABC, en su libro “Historia viva del Sevilla F.C. 1905-1992”, lo incluye dentro de la alineación que disputó contra nuestro “eterno rival” el famoso partido del 22 a 0. Su trayectoria deportiva dentro del Sevilla F.C.  así como en la practica del fútbol fue muy breve, por los motivos que más tarde haré referencia, pero continuó siempre ligado a su equipo del alma, entre otros, como socio, colaborando en la construcción del estadio como suscriptor de obligaciones, de las que jamás reclamó su importe, y siendo uno de los precursores en la creación de la famosa Peña Al Relente, que como es sabido debe su nombre a los  sevillistas, mi abuelo entre ellos, que se reunían al raso para hablar de su querido Club.  

Mi abuelo a lo largo de su vida  fue un hombre trabajador, siendo su oficio principal el de  tornero que desempeñó en una nave de la calle Voluntad, situada en la barriada del mismo nombre  en Triana y que aún existe, taller que contribuyó junto a otros vecinos a la construcción de la  actual Iglesia de los Salesianos del referido barrio, donando la obras de forja que engalanan a la misma.

Quiero corroborar y reafirmar las palabras que dijo de sobre ese equipo de 1914 su amigo personal “Pepe Brand” al afirmar que “con nosotros el fútbol dejaba de ser un deporte aristocrático y el pueblo entraba de lleno en el campo deportivo…”, pues la mayoría de los jugadores que formaron parte de ese primer equipo filial de la historia del Sevilla F.C.,  entre ellos mi abuelo,  procedía de familias trabajadoras, muy lejos de la falsa leyenda, propagada de forma torticera, que ha calificado de “equipo de señoritos” a nuestro Club.  

El motivo por el que mi abuelo dejó de jugar en el Sevilla F.C. y qué por tanto abandonara prematuramente la práctica del fútbol, no fue otro que el empecinamiento de su madre, mujer viuda a la que le parecía mal que un hijo suyo dedicara sus ratos libres a exhibirse en paños menores, que persuadió a cierto galeno para que emitiera un diagnóstico sobre una supuesta dolencia estomacal que le incapacitaba para practicar este deporte. Pero, lo que no pudo evitar mi bisabuela es el vínculo que desde ese año 1914 nació entre mi abuelo y continuó su descendencia con el equipo que lleva  a gala el nombre de su ciudad allí por donde va, de tal forma, que para mi familia hoy en día es inconcebible su existencia sin estar ligada sentimentalmente al Sevilla F.C.

¡Gracias abuelo Manolo!

 

Fdo. Alejandro López Moreno

(Socio y accionista del Sevilla F.C.)

Ver artículo Cantera 1.914