Alberto Daniel Bergara nace en Uruguay un 24 de julio de 1942, dió las primeras patadas a un balón en Sayago, barrio de Montevideo donde se cruzan las líneas ferroviarias que se dirigen al norte y al litoral oeste del país. Allí se encuentra la sede del Racing Club, cuatro veces campeón de la Segunda uruguaya. Siendo todavía juvenil, “Danny” debutó con los verdiblancos en la máxima división de su país y alcanzó la internacionalidad con sólo 18 años.  Hijo de agricultores y miembro de una familia numerosa, tres de los siete hermanos Bergara fueron futbolistas profesionales. El mayor, Mario, jugó en el Nacional y se proclamó campeón de Sudamérica (1959) con la selección uruguaya. El segundo, Ignacio, se vino a Europa -como Daniel- y disputó 66 encuentros en la Primera española, con el Mallorca y el Español. (Información recabada de el periódico El Día, 13 de agosto de 2007).

En 1962, el Mallorca se fijó en él y pagó por su traspaso algo más de un millón de pesetas de la época. Juega en el Sevilla F.C., procedente del Mallorca,  desde 1967 a 1971. 35 goles en 96 partidos, en su primera temporada marcó 14 goles. Baby Acosta, compañero suyo, nos cuenta como era el delantero uruguayo: » Lo primero que se me viene a la cabeza de Bergara es el gol que le metió a Iribar, frente al Athletic, Bergara saca un corner, el balón le viene rechazado del portero hacia la posición donde se encontraba después de sacar el corner y tal como le vino le pegó, marcando un auténtico golazo. Era un jugador de buena técnica, muy buen control de balón, y jugador muy inteligente, sabía sacar partido a las condiciones que tenía, hicimos buenas jugadas combinando entre los dos. La alineación que solía poner Merkel en esa etapa era: Rodri, Hita, Tosta, Toñanes, Toni. Santos, Eloy y Lora en la medular, por la derecha Bergara, por la izquierda Berruezo y yo arriba.»

También recordado por un 9 de Noviembre de 1969, enfrentamiento ante el todopoderoso Real Madrid, el Sevilla gana 1 a 0, con gol de Bergara a pase de Baby Acosta. La prensa de la época: «Fuerte partido en el Sánchez Pizjuán, resuelto por el Sevilla a su favor con un gol en el minuto 80, una jugada personal de Acosta concluyó con un preciso envio sobre Bergara, que a le media vuelta, lanzó un tiro cruzado realmente imparable», » El Real Madrid luchó a fondo y no pudo con la espléndida acción física del equipo de Merkel».   (ABC, 11 de Noviembre de 1969).

Balón con el que Bergara marcó el gol de la victoria frente al Madrid y foto regalada por un fotógrafo a Bergara firmada por sus compañeros.
 
 
Resumen del partido Sevilla FC/ Real Madrid, 9 de noviembre de 1969
(min. 27.45 del video jugada de Baby Acosta con pase a Bergara que define al fondo de la red madridista)

 

 
Una de las anécdotas que contaba Bergara, recordada por su hijo Simón Bergara, es que le encantaba jugar contra el Athletic del internacional Iribar, al que le metió 7 goles en 3 enfrentamientos,  3 goles vistiendo la camiseta del Mallorca y 4 con la del Sevilla F.C.

Del Sevilla F.C se marcha a Tenerife donde solo juega una temporada, una dolencia de gemelos, que se hizo crónica, precipitó la retirada del centrocampista, con tan sólo 31 años de edad.

Se marcha al Reino Unido donde se convertirá, en 1988, en el primer técnico foráneo que entrenó a un equipo inglés. En el Reino Unido entrena a: Rochdale AFC, Stockport County, Rotherham United, Doncaster Rovers , Grantham Town.

En el Stockport County se convierte en toda una leyenda, Bergara marcó un estilo en Stockport, al frente de un equipo vigoroso, con jugadores a los que exprimió hasta sacarles lo mejor que llevaban dentro, gracias a su experiencia como futbolista talentoso y a ciertas dotes de psicólogo. Nació así la «armada blanquiazul», a la que se refieren los hinchas en sus cánticos. Fue, como se ha encargado de recordar el periodista Ivan Ponting en las páginas de “The Independent”, el predecesor de Mourinho, Wenger, Benítez o Ericsson.

Alberto Daniel Bergara falleció el 25 de julio de 2007, recien cumplidos los 65 cumpleaños. El 28 de julio de 2007 el Stockport County le hace un partido homenaje en el que participa el Cardiff City.

Así fue despedido por la afición del Stockport: Al silencio inicial le siguió una prolongada salva de aplausos, encadenada con los acordes del “My way” (Mi camino) de Frank Sinatra. Luego, la hinchada del Stockport estalló coreando el “Danny Bergara’s blue and white army” (El ejército blanquiazul de Danny Bergara), el cántico más célebre de su repertorio, el mismo que entonó en Wembley, durante 45 minutos, de manera ininterrumpida, durante la final del Autoglass Trophy de 1993, frente al Port Vale. Toda una leyenda.

 

 

Gracias a su hijo Simón Bergara hemos podido realizar este vídeo, todas las fotografías han sido cedidas por él, al cual le damos las gracias por compartirlas con sfc1890, y con todo el sevillismo.